El administrador de fincas (administrador de comunidades, gestor de comunidades o gestor de fincas)

Es un perfil especializado cuya labor es la de gestionar, a petición de los propietarios de fincas (ya sean rústicas o urbanas) o de una junta de propietarios, los temas y asuntos relativos a las finanzas, legales y técnicos que son imprescindibles para el mantenimiento y gestión económica de las fincas.

Esta profesión es de libre ejercicio en toda España, si bien existen agrupaciones (Colegios y Asociaciones) que intentan regular el servicio que se presta a los ciudadanos, facilitando a sus miembros diferentes herramientas y beneficios para el ejercicio de su actividad.

¿Cuál es el trabajo de un administrador de fincas?

La tarea del administrador de fincas consiste, fundamentalmente, en la gestión adecuada así como la conservación de las fincas que se encomiendan a este profesional, la consecución del correcto rendimiento y el asesoramiento al usuario que lo solicite en temas referentes a los bienes inmuebles y fincas.

Fincas arrendadas

Si hablamos de fincas arrendadas, las administraciones de fincas podrán ocuparse de asuntos y temas que van desde la elección de la persona que arrienda hasta la consecución de la cédula de habitabilidad para locales.

Ver más

Pasando por supuesto por redacción y firma de contratos de arrendamiento, temas referentes a la fianza, cobros de la cantidad estipulada como renta y su actualización, pago de impuestos y de gastos, aplicación de retenciones o la gestión de traspasos de locales comerciales. También podrán encargarse de la atención a las obras de reparación y mejora o de las obligaciones que se derivan de las relaciones laborales con empleados del inmueble.

Así mismo, también se pueden encargar de liquidar al propietario o de la gestión de morosos entre otras muchos asuntos que entran dentro de sus competencias.

Comunidades de propietarios

La Ley de la Propiedad Horizontal, en su artículo 20, estipula y determina que el administrador de fincas velará por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios.

Ver más

Según este artículo, también se encarga de preparar el plan de gastos e ingresos, de prestar especial atención a la conservación y de hacer cumplir los acuerdos que se firmaron en cuestión de obras, así como realizar los pagos y cobros.

También será tarea del administrador de fincas la de guardar y cuidar de la documentación, así como las tareas que le sean encomendadas por la junta de vecinos. El administrador de fincas también proporciona asesoramiento a la comunidad, controla a sus proveedores o da parte de siniestros al seguro. Es quien se ocupa de las relaciones con aquellas personas que trabajan en la finca según las normas del convenio y los contratos, liquidando las cantidades de la Seguridad Social.

Igualmente, también gestionan la contabilidad, vigilan la morosidad y son los garantes de la convivencia adecuada. Como Secretario de la Comunidad, es quien convoca a los vecinos, redacta el acta de la convocatoria y notifica a los efectos que sean necesarios. En su rol como asesor de la comunidad de vecinos, es quien documenta y hace llegar a los interesados todas las obligaciones de cualquier índole que afecta a la finca, y en caso de poder solicitar esta una ayuda o una subvención, es quien rellena y realiza dicho trámite ante el organismo correspondiente.

Sector inmobiliario

Como decimos, el campo de trabajo del profesional de la administración de fincas es muy amplio. De hecho, el administrador de fincas puede moverse por todo el sector inmobiliario, sin importar la clase de inmueble o finca.

Ver más

También está habilitado para trabajar en la gestión de cooperativas de viviendas y de comunidades de propietarios para la construcción de sus hogares, centros comerciales o instalaciones deportivas.

Ventajas

Contar con un buen aliado para realizar tu trabajo como franquiciado en administraciones de fincas tiene una gran cantidad de ventajas, como las que te ofrecemos a continuación.

Ver más
  1. Trabajar con una marca de confianza y con experiencia que garantiza una cartera de clientes en poco tiempo.
  2. Disponer de un negocio que proporciona alta rentabilidad.
  3. Trabajar bajo el paraguas de Optima Finca, con un buen posicionamiento dentro del sector.
  4. Disponer de información de primera mano acerca de tendencias y cambios en el sector.
  5. Apoyo, asesoramiento y formación de Optima Fincas para que todo te sea mucho más sencillo.
  6. Contar con los beneficios que aporta trabajar bajo una marca con experiencia y con grandes profesionales.
  7. El beneficio de poder usar recursos desarrollados por Optima Fincas, probados y efectivos.
  8. Con Optima Fincas no tendrás jefe, tú mandas. Tu negocio es tuyo.

¿Alguna pregunta? Contacta con nuestro equipo de profesionales.